«UN NIÑO QUE CON CINCO AÑOS NO HA TENIDO LÍMITES, PUEDE TERMINAR CON PROBLEMAS»

Rocío Ramos -Paúl
La prevención es fundamental en la infancia para no enfrentarse después a adolescencias conflictivas. Así lo estima la psicóloga infantil Rocío Ramos-Paúl.

¿Cuáles son los problemas más comunes que intenta resolver?

– Se repiten muchos temas. En las edades que trabajamos, establecer las normas y los hábitos es fundamental. ¿Sí los padres tienen autoridad con los niños? No quiero generalizar nunca. Los padres tienen derecho a equivocarse. No es bueno tener angustia al pensar que algo has hecho mal. El error más gordo es creer que lo haces todo bien y que no tienes que cambiar nada. De 0 a 3 o 4 años los problemas son fijar el hábito de comida y sueño, y a partir de ahí, entre 6 a 8 y 12, las normas y los hábitos, incluido el del estudio.

– ¿Es verdad que los padres consienten más a los niños que antes?

– Claro que es así. Hay padres que no son consecuentes con las normas. ¿Por qué? Tenemos menos tiempo, trabajan los dos, somos más complacientes y preferimos que lo eduque otro. A algunos padres les parece un rollo poner límites y optan por darles lo que quieren.

– En los colegios hay un problema con la autoridad de los profesores

– Desde casa lo que podemos hacer es dotar otra vez del prestigio profesional y, por tanto, de la autoridad a los profesores. Después de los padres, los profesores son la autoridad que tienen que reconocer los niños. Los profesores estructuran a los niños acerca de cómo funciona el mundo y lo que se van a encontrar de adultos. En casa no se puede dar crédito a todo lo que el hijo cuenta sin oír la opinión del profesor.

– Estamos asistiendo a un debate social sobre adolescentes, botellón y la no aceptación de las reglas. ¿Si se hubiera actuado en la infancia habrían cambiado las cosas?

– La labor de prevención es fundamental. Por prevención entiendo normas. El niño que con 5 o 6 años no ha conocido hábitos y límites tiene muchas posibilidades de desarrollar un trastorno de conducta posteriormente. Trastorno de conducta es todo lo que estás contando: me salto cualquier autoridad, todo tiene que ser ya y en este momento. Y una vez que se han producido los problemas también hay que intervenir entre todos. El niño que en casa escucha un no, cuando llega a la adolescencia sabe decir también que no. Decir a los niños no te compro esto con 3 años es mucho más fácil que hacerlo a los 16. Yo creo que hay que llegar a acuerdos una vez que el problema ya está encima. Recuerdo un proyecto social que consistía en ir a las discotecas sin otro fin de analizar las pastillas para que los chavales supieran lo que se estaban metiendo en el cuerpo. A mí me parece bien, porque no se puede negar una realidad que está ahí. El deporte es otra alternativa.

– ¿Es mala la tele como niñera?

-Yo digo que si una madre pone la tele al niño por la mañana mientras se ducha, bienvenido sea. Pero si la utilizo para que esté tranquilo, tengo un problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *